Senderos costeros cantabria


Pateo mucho costa y riscos desde Islares a Quejo por gusto y por buscar accesos para bajar a bucear , he tocado también bastante Costa Quebrada, Bueno, sólo un par de comentarios. Hay días de galerna que sólo son de mar, yo he tenido la suerte de disfrutar de días de sol, viento soportable pero un mar embravecido espectacular.

Me puedo pasar las horas muertas viendo las olas romper contra el acantilado eso sí, mucho cuidado dónde te pones. Tiene que ser un complemento perfecto a la montaña.

Prepara tu viaje

Buceo, senderismo y frontón Bonita la zona de Buelna, hay una cueva interesante en la playa de Cobijeru, aunque prefiero Pendueles, que tiene unos bajíos buenísimos para molestar a los pulpos Vamos a ver, te pongo mis comentarios. No conozco el Aila, aunque tal como iba yo es probable que haya pasado por ahí y no sepa ni cómo se llama. De todas formas me parece imperdonable hacerlo en verano, con el mar tranquilo pierde todo su encanto, eso y las muchedumbres que te encuentras en las playas Como crítica general, ya te digo que la ruta se aleja demasiado de la costa, y sobre todo las playas ni las pisa.

inherownwrite.com/samsung-galaxy-a20-tool-spy.php Te cuento cosillas de los tramos que conozco. Por dios, hay que asomarse a la Punta de la Ballena, luego la subida a Candina se puede hacer directamente desde la playa, ese tramo es espectacular, aunque supongo que lo conoces. También es interesante subirse a la peña que hay en la Yesera.

No dejes de visitar la isla de Pedrosa, tiene mucho encanto decadente, y las marismas blancas y negras de Astillero.

De ahí a Santander te lo puedes saltar. La costa norte es muy guapa, aunque tiene mucha chabola, y tramos acondicionados. Costa Quebrada: Qué te voy a contar que no sepas. También te recomiendo que te acerques a la Picota, tiene uno de los mejores atardeceres de Cantabria. Para llegar desde Boo es como dices: De ahí a Suances es un infierno, tienes que irte hasta Barreda para cruzar, así que mejor terminas ahí la etapa o haces dedo. Para mí, lo peor, con edificios al borde del acantilado, cierres ilegales, perros de presa Una vez que sales de la parte chunga empieza lo bueno: Playa del Sable, Santa Justa Puerto Calderón también me gustó, para cruzar tienes que atravesar los bloques de piedra que hay por abajo, un día que se me hizo de noche intenté salir por arriba y las pasé putas.

Para hacer con marea baja, puedes recorrer las dos playas y el tramo de acantilado creo que tenía bastante lapiaz. San Vicente: Desde ahí hay unos bajíos entretenidos de andar. De ahí vamos a las ensenadas de Fuentes y Berellín Prellezo , que son guapísimas, aunque recuerdo que la subida desde Berellín hacia el Oeste estaba muy cerrada, es mejor subir por la carretera.

Tres paseos de mar y montaña en Cantabria | El Correo

Toda esa zona hasta Pechón también promete mucho, aunque parece bastante entretenida si vas por la costa. El Aila es un arenal de marea baja, y que tiene bastantes bajíos con mucha vida. La bajada no es buena, pero merece la pena. Abajo hay cuevas, formaciones rocosas muy bonitas y a nivel piedras debe ser importante porque a veces he coincidido con gente interesada en minerales que venían a taladrar.

  • ?
  • .
  • toulouse lautrec caixaforum.
  • .

Encima, en marea baja se ven los restos del proyecto maldito del Puerto de la Soledad. Lo dicho, tiene su dificultad, pero merece la pena. Otro lugar que me encanta son los acantilados de Llaranza, entre Langre y Loredo. Una vez abajo podemos seguir la línea de acantilado hacia Loredo, que hay mil pozas, y el intermareal es de lo mejor de Cantabria. En marea baja, aunque haga un mar de mil demonios, se quedan unas piscinas naturales espectaculares, mientras rompen ves olas de muchos metros al otro lado, y ves las islas de Santa Marina y Mouro.

En fin, impagable. De los sitios que me comentas: Y para rutas da mucho de sí, sobre todo con Candina y Liendo que tiene historia y senderos a tope. Vas en verano y te dan ganas de lanzar una bomba atómica. Lo de Pedrosa me lo apunto que nunca he estado y pinta bien. Ganas dan de cogerse una hinchable y cruzar a nado, aunque lo mismo es peor, que recuerdo la de espumilla química que solía haber por la zona. Me comenta gente que anda saneado y que hasta se ven cangrejos, pero no sé yo De vaguedades nada, que me has dado bastantes ideas, me has hecho recordar sitios.

Conoce Cantabria

Es una de las cosas que tengo clavadas Si te gustan los bajíos échale un ojo a la playuca de Liñera en San Vicente , y de ahí al Oeste, a mí me sorprendió mucho. A toro pasado, habiendo completado todos los tramos de costa, vuelvo a releer la idea original y se confirma lo que pensaba: El proyecto del GRL sigue siendo, a día de hoy, un proyecto. Por estas zonas se puede avanzar disfrutando verdaderamente de la línea de costa, sin miedo a acabar entrampado.

Quebradas y senderos costeros.05-06-2016.

En otros muchos puntos tendremos que dar rodeos o ponernos en relativo peligro. En cuanto a la planificación, tomando esos atajos se puede completar la costa sin problemas en días.

El cómo hacerlo ya es para gustos. Haciendo bueno puede ser tan sencillo como llevarse un saco y dormir en la playa, o ir buscando alojamiento playero, que hay mucho pues se pasa por muchos pueblos y ciudades de costa. Esto facilita también el ir ligeros y aprovisionarse de agua o comida a lo largo del día. De esta manera se han sacrificado visitas a algunas calas, puntas y faros, que hubieran alargado en exceso las etapas entre ir y venir, y que bien pueden servir de excusa para excursiones "de detalle".

La idea ha sido andar costa y no meterse en 10 callejones sin salida cada día, o tener que hacer el cabra. Cierres, marismas, carreteras, urbanizaciones, acantilados sin paso Apps para tablet y smartphone solo para suscriptores. Navega sin límites con nuestra oferta de lanzamiento durante este fin de semana. Llega el verano y la eterna dicotomía para disfrutar de buen tiempo: Mar o montaña. A continuación tenéis tres propuestas de rutas montañeras cerca del mar en Cantabria para gozar primero de una excursión por el monte y luego de un buen chapuzón en la playa.

El característico promontorio 99 metros que separa las playas de Trengandín Noja y Berria Santoña es conocido por los residentes de la zona como monte Brusco. Y a él se refieren cuando hablan de "subir el Brusco" en el paseo que une ambas localidades.

Tres paseos de mar y montaña en Cantabria

La montaña del mismo nombre se eleva al suroeste hasta los metros, señalando el punto culminante de un modesto macizo de 3 kilómetros cuadrados conocido como sierra de Mijedo que delimita Noja O , Santoña E y Argoños S. Así que la propuesta que aquí presentamos es la ascensión al 'verdadero' Brusco, una excursión apta para toda la familia que se puede -y se debe, si el tiempo acompaña- completar con la caminata por la Punta y un baño en cualquiera de las dos playas que separa.

La excursión comienza en el mismo centro de Noja, desde donde descendemos hasta la playa de Trengandín.

Bien por el arenal, bien por el paseo, continuamos hasta el barrio de Helgueras, tras el que se alza nuestro objetivo. Un poco antes de las primeras casas y junto a la carretera, cruzaremos por el viejo puente de Helgueras, del siglo XVI aunque algunos lo remontan hasta la época romana. Este modesto viaducto salvaba ancestralmente la desembocadura de la marisma Victoria, otras de las joyas que nos muestra esta excursión.

Una vez en Helgueras 0h. XVII , que utilizaba las mareas para su funcionamiento. El camino, que luego se abre, sube hasta una bifurcación junto a una casa verde 0h. Siguiendo por la derecha el de la izquierda los utilizaremos para el descenso , la ruta no tiene ya pérdida. Siguiendo el camino, que da un amplio rodeo, en pocos minutos estaremos en la cumbre del Brusco 1h. Para volver completamos la vuelta al Brusco siguiendo un desvío a la izquierda que hay en la pista un centenar de metros antes de la cima.

Tomando a la izquierda todas las bifurcaciones que hay en un primer tramo de tala, desembocamos en una pista que nos devuelve a la casa azul 1h. De nuevo en Helgueras 2h. El monte Buciero es una peña caliza cubierto de encinares a cuyos pies se ha desarrollado la villa de Santoña. La historia y el hombre lo han poblado de fortalezas y faros, que suelen visitarse en un agradable paseo circular que rodea toda la montaña. Menos conocida, y no por ello menos reconfortante, es la posibilidad de ascender a su cumbre.

La excursión comienza en el mismo paseo marítimo de Santoña. Hay que dirigirse al final del mismo, junto al campo de rugby, y ascender por una escalinata de piedra hasta el Fuerte San Martín, antigua fortaleza costera para la defensa de la villa reconvertida hoy en centro sociocultural. En este punto cogeremos a la derecha un sendero que sale a la despejada ladera y la remonta sin miramientos hacia la antecima.

Pronto distinguiremos el vértice cimero.